Servicios de aprovisionamiento

Los servicios de aprovisionamiento corresponden a todos aquellos beneficios materiales que las personas obtienen de los ecosistemas, y que poseen un valor humano directo.

En un contexto más amplio, estos servicios pueden ser, por ejemplo, el uso de agua para el consumo humano; la producción de alimentos a través de la pesca, la agricultura y la ganadería; la obtención de materias primas como madera; o bien de recursos medicinales. Gran parte de estos servicios son comercializados en los mercados, y en otros casos sirven de subsistencia para las comunidades locales.

En el contexto urbano, los servicios de aprovisionamiento que se obtienen de la naturaleza presente en las ciudades resultan ser más limitados, dada la escasa presencia de espacios naturales, así como también por la poca valoración y conocimiento que tienen las personas por el medio ambiente dentro de la ciudad.

Sin embargo, a través de políticas públicas robustas a favor del verde urbano, los ciudadanos pueden verse beneficiados de forma directa con los servicios de aprovisionamiento que ofrecen, por ejemplo, los árboles urbanos, las huertas comunitarias, los humedales o los acuíferos presentes dentro del área urbana.

  • Alimentos
  • Agua dulce
  • Materias primas
  • Recursos medicinales