Volver arriba
Compartir

La covivienda noruega fomenta la conexión social y la vida sostenible

Ciudades Verdes 16 enero, 2022 0 comentarios

Después de un año de distanciamiento entre nosotros, estamos comenzando a darnos cuenta de las desventajas de la antaño codiciada vivienda unifamiliar. No solo es poco práctica desde el punto de vista financiero y ecológicamente dañina, sino que también aísla y desalienta la creación de comunidades locales fuertes. Con pocos espacios comunes, casi no hay oportunidad de crear conexiones sociales más profundas fuera de su burbuja.

Hemos estado viviendo de esta manera durante tanto tiempo que puede resultar difícil imaginar una forma diferente de hacer las cosas, pero parece que hay algunas iniciativas que están intentando con éxito romper el molde.

Vindmøllebakken, en Stavanger (Noruega), es un proyecto de covivienda recientemente terminado, diseñado por la firma de arquitectura noruega Helen & Hard. Implementa el modelo de participación comunitaria Gaining by Sharing y se identifica como una “comunidad intencional”.

La comunidad está compuesta por 40 unidades de covivienda, cuatro casas adosadas y diez apartamentos, todos ellos de propiedad privada y equipados con sus propias comodidades convencionales, como cocinas y baños. La diferencia es que todas las viviendas están agrupadas en torno a 1.500 metros cuadrados de espacio compartido de recreación, comedor, jardinería y ocio.

El modelo “Gaining by Sharing” aborda el fracaso de la sociedad por la forma en que se han construido y estructurado las cosas en el pasado. El modelo de vivienda actual no tiene en cuenta a las familias que comparten las responsabilidades de crianza de los hijos, ni a aquellas con miembros sanos de generaciones mayores que quieren vivir en casa por más tiempo para evitar la soledad. Este tipo de comunidad no convencional exige un diseño arquitectónico no convencional.

También hay más personas que valoran la vida sostenible y quieren adherirse a un estilo de vida sostenible. Esto significa compartir y poner en común recursos con otros, ya sea tiempo, espacio u otros bienes.

En Vindmøllebakken, todos los residentes son propietarios de los espacios comunes por igual y de forma conjunta. La entrada principal es a través de un luminoso patio con asientos estilo anfiteatro construidos con madera de abeto y aislados con cáñamo. La luz natural y los colores cálidos crean un ambiente acogedor para que los residentes se relajen y conversen, pero aquellos que no tengan ganas de socializar también pueden tomar un camino más directo desde la calle hasta las residencias.

También hay una cocina común y un comedor de planta abierta lo suficientemente grande como para acomodar a todos si deciden cocinar y comer juntos. Otros servicios comunes incluyen una biblioteca, un invernadero y un taller.

Los arquitectos dicen que «la secuencia de habitaciones está diseñada para crear conexiones visuales entre los espacios y las personas y para dar libertad sobre cuánto y cuándo participar en la vida comunitaria». Sin embargo, no diseñaron el espacio solos: se invitó a los residentes a participar entre sí para discutir los detalles de la vida compartida y conceptualizar las unidades privadas al principio de las etapas de desarrollo y planificación. No solo fue una oportunidad para que los futuros residentes conocieran con quién compartirían sus espacios de vida, sino que también fue una oportunidad para que cada residente influyera en la configuración de la vivienda final.

Todavía se están estudiando los beneficios a largo plazo de la covivienda frente a las viviendas convencionales. Sin embargo, muchos residentes sienten que vivir en un espacio compartido ha mejorado su calidad de vida y su salud en comparación con sus compañeros de la misma edad. La vida compartida puede ser el futuro de la vivienda porque fomenta los lazos comunitarios, combate la soledad (especialmente en la vejez) y reduce nuestro impacto global en el medio ambiente.

Fuente:

Publicar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *