Volver arriba
Compartir

Preparación de la Subrasante

Para el establecimiento de una base adecuada para los distintos pavimentos duros contemplados en el proyecto, la subrasante estará libre de materia orgánica, escombros, basuras o material inestable, los que deberán, si existen, ser removidos y reemplazados por material CBR no menor al 10%. Se deberá también eliminar toda la vegetación, tierra vegetal y cual tipo de suelo que pueda resultar perjudicial para la estructura.

En caso de presenciar raíces de árboles que dificulten la ejecución de los pavimentos, se deberá aplicar herbicida permitido por la normativa ambiental vigente y que sea aplicado por personal calificado para evitar rebrotes.

Se realizará un escarpe de a lo menos 0,2 m de profundidad, para luego proceder con la compactación.

Una vez que las excavaciones o rellenos hayan alcanzado los niveles de subrasante del proyecto, se debe proceder como se indica:

  1. La compactación se realizará exclusivamente por medio de elementos mecánicos. De acuerdo al tipo de suelos podrán usarse distintos tipos de rodillo. Para la compactación de gravas y arenas se deben emplear rodillos vibratorios lisos o neumáticos. Para terrenos arcillosos se debe utilizar rodillos tipo “pata de cabra”.
  2. El suelo se compactará a objeto de proporcionar una superficie de apoyo homogénea, con la excepción de suelos finos, en que se cuidará de no alterar la estructura original del suelo.
  3. Mediante ensayes cada 100 ml de avance, se verificará si el IP es mayor que 10 y el LL es mayor que 35, en cuyo caso, se podrá exigir en terreno el pronunciamiento del mecánico de suelos sobre la factibilidad de fundar pavimentos.
  4. La subrasante se deberá compactar con una humedad cercana a la óptima necesaria, hasta obtener una densidad mayor o igual al 90% de la DMCS del Proctor Modificado, o al 80% de la Densidad Relativa, según corresponda.
  5. El Contratista deberá solicitar la recepción de esta partida antes de proceder a la colocación de la capa estructural siguiente. Para este efecto deberá presentar los resultados obtenidos por el laboratorio de terreno.
  6. La subrasante terminada deberá cumplir, además de la compactación especificada, con las pendientes y dimensiones establecidas en el proyecto.
  7. El espesor efectivo de compactación en cualquier caso deberá comprender por lo menos los 15 cm superiores de la subrasante. La subrasante a nivel de formación debe ser perfilada ajustándose a las pendientes y dimensiones del proyecto, aceptándose una desviación máxima de 20 mm.

La subrasante en ningún caso podrá estar constituida por suelos orgánicos o arcillas de tipo expansivas.