Riego post plantación

Posterior a la siembra de césped, se regará permanentemente con lluvia fina, sin llegar a sobre riego. El riego es muy importante después de la siembra, ya que de esto dependerá el enraizamiento del césped.

Se deberá regar unas 3 a 4 veces al día por aproximadamente una semana. La frecuencia de riego dependerá de la época de siembra. Se recomienda el uso de aspersores que se pueden colocar en el extremo de mangueras, debido a que éste método permite un riego uniforme. Luego de la primera semana de instalado el césped, el contratista deberá mantener el césped regado en forma diaria, una vez al día durante la primera hora de la mañana, hasta el momento de la recepción final de la obra.

Para un buen establecimiento del césped, se recomienda colocar paletas con señalización para que éste no sea pisado. Luego cuando ya se encuentre firme y bien establecido, éstas podrán ser retiradas.