Acceso Abierto | Fecha de Publicación:

Salud urbana: Un ejemplo de un enfoque de “salud en todas las políticas” en el contexto de la implementación de los ODS

Año: 2019 | Colección: Investigación | Categoría: ,
16 lecturas


La mayoría de la gente vive en ciudades y la urbanización continúa en todo el mundo. Desde hace mucho tiempo se sabe que las ciudades son el motor predominante de innovación y creación de riqueza en la sociedad, pero también son una fuente principal de contaminación y enfermedades.

Este estudio realizó una revisión sobre el tema planificación urbana y del transporte, exposiciones ambientales y salud y se describen los hallazgos.

Dentro de las ciudades existe una variación considerable en los niveles de exposición ambiental, como la contaminación del aire, el ruido, la temperatura y los espacios verdes. La evidencia emergente sugiere que los indicadores de planificación urbana y del transporte, como la red de carreteras, la distancia a las carreteras principales y la densidad del tráfico, la densidad de hogares, la industria y los espacios naturales y verdes explican una gran proporción de la variabilidad. El comportamiento personal, incluida la movilidad, añade más variabilidad a las exposiciones personales, determina la variabilidad en los espacios verdes y la exposición a los rayos UV, y puede proporcionar mayores niveles de actividad física.

La contaminación del aire, el ruido y la temperatura se han asociado con efectos adversos para la salud, incluido el aumento de la morbilidad y la mortalidad prematura, los rayos UV y los espacios verdes con efectos tanto positivos como negativos para la salud y la actividad física con muchos beneficios para la salud. En muchas ciudades todavía hay margen para seguir mejorando la calidad medioambiental mediante políticas específicas. Hacer que las ciudades sean 'verdes y saludables' va mucho más allá de simplemente reducir las emisiones de CO2. Los factores ambientales son altamente modificables y las intervenciones ambientales a nivel comunitario, como la planificación urbana y del transporte, han demostrado ser prometedoras y más rentables que las intervenciones a nivel individual. Sin embargo, el entorno urbano es un sistema complejo e interconectado.

Los responsables de la toma de decisiones no solo necesitan mejores datos sobre la complejidad de los factores en los procesos ambientales y de desarrollo que afectan la salud humana, sino también una mejor comprensión de los vínculos para poder saber a qué nivel orientar sus acciones. Nuevas herramientas, métodos y paradigmas de investigación como los sistemas de información geográfica, los teléfonos inteligentes y otros dispositivos GPS, los pequeños sensores para medir las exposiciones ambientales, la teledetección y el paradigma del exposoma junto con los observatorios ciudadanos y la evaluación del impacto de la ciencia y la salud ahora pueden proporcionar esta información.

Si bien en las ciudades a menudo hay silos de planificación urbana, movilidad y transporte, parques y espacios verdes, departamento de medio ambiente, departamento de salud (pública) que no funcionan lo suficientemente bien juntos, se necesitan enfoques multisectoriales para abordar los problemas ambientales. La ciudad del futuro debe ser una ciudad verde, una ciudad social, una ciudad activa, una ciudad saludable.

Autor/es:

Mark J. Nieuwenhuijsen, Natalie Mueller, David Rojas Rueda, Oriana Ramírez Rubio, Carolyn Daher, Gonzalo Fanjul, Leire Pajín, Antoni Plasencia, Meelan Thondoo
Este recurso está relacionado con las siguientes temas de salud:

Tipo de Documento:

 En Web

Idioma:

Español

Año de publicación:

2019

Tamaño del recurso:

0.00 KB

Accesos al recurso:

23
Esta web utiliza cookies.   
Privacidad